Página principal > Opinión > La patronal exportadora catalana

La patronal exportadora catalana

, de Aida Dos Santos

Como parte de la juventud precaria, que saltamos de un contrato a otro, la semana pasada fui administrativa de una subcontrata de una agencia de la Generalitat Catalana, aunque en realidad, he trabajado como teleoperadora de otra subcontrata de ésta, al parecer es más barato pagarle el plus de idioma a los catalonoparlantes en Madrid, que contratar en Cataluña. He hecho alrededor de mil llamadas a emprendedores catalanes, grandes empresas exportadoras, instituciones, cámaras de comercio, colegios profesionales, patronales, incluso a Cónsules que pasaban por allí, para comprobar su satisfacción con unas jornadas del pasado junio. A ellos les pareció una muestra representativa, con los datos que ultimé y salvaguardado la Ley de Protección de Datos, he llegado a una serie de conclusiones que querría compartir con mis colegas europeístas.

Autores

  • Politóloga por la Universidad Complutense de Madrid promoción 2010-2014. Premio del Centro de Excelencia Jean Monnet - Antonio Truyol en 2011 y en 2014. Actualmente alumna del Centro de Estudios Financieros donde preparo mi ingreso al cuerpo de Interventores-Tesoreros de la Administración Local.

    Twitter :

Palabras clave

Podría ser una campaña más, efímera, corta y exprimidora a la que está sometida la juventud sobrecualificada madrileña, si no fuera porque se emiten las llamadas a una parada de metro del estadio del Real Madrid, porque está totalmente prohibido hablar en la lengua de Cervantes –se precisa que el interlocutor haya expresado de forma manifiesta y por favor su deseo de ser atendido en castellano- desde un 91, o quizás, y porque los turnos eran de 10 horas para compensar las llamadas que no se atenderían el pasado 11 de septiembre.

Es curioso, que en medio de esta fiebre independentista que contagia a gran parte del pueblo catalán, cuando parece que muchos ya saben cuáles serán los festivos nacionales de este nuevo estado, su bandera, su himno y su President, su moneda –aunque perderían el euro por el artículo 283 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea – cuantos eurodiputados les tocan –aunque en el Tratado de la Unión Europea, sus artículo 3 y 10.2 expresen que quedaría fuera de representación y debiese acatarse al ingreso siguiendo el artículo 49 – y en que liga jugarán… Cuando se pide el voto a la independencia amenazando con la vuelta de Aznar… Pues en medio de todo esto que está tan claro, la patronal catalana sigue con sus negocios en el extranjero, tan solo uno, de tantos muchos, añadió a la encuesta: “la próxima edición debería contar con una sesión dedicada a la situación de las empresas exportadoras catalanas con el tema de la independencia, porque lo vemos como algo que pasará dentro de mucho tiempo, pero yo ya lo veo ahí.”

Tan solo un empresario catalán entre tantísimos, pensaba que la independencia le afectaría en su negocio particular, tan solo uno creía que la independencia era algo real, jurídico, material, plausible, y no una invención política que nada tiene que ver con la economía. Decisiones políticas, sentimientos nacionalistas son los que les llevan a quejarse de que les llamen desde un 91 e insisten en saber dónde estoy, me comentan que no suelen descolgar con ese prefijo, y les sorprende que les hable en catalán.

Las empresas encuestadas exportan tanto a los países que confluimos bajo la bandera europea como al resto del mundo, hay una enorme variedad de países a los que exportan y multitud de productos, desde aceite a servicios inmobiliarios. He aquí una curiosidad aduanera… el tipo del aceite, ¿de dónde saca este hombre el aceite? A ver si va a resultar que le tocará importarlo desde tierras andaluzas para exportarlo a tierras bálticas.

Si sólo uno es consciente de una Cataluña fuera de España, ¿cómo debemos tomarnos la amenaza de la patronal catalana de deslocalizarse? Esa patronal que celebra en familia la Diada, que habla en catalán y defiende la lengua, que acude al Palco VIP del Camp Nou y regala a sus nietos la camiseta de Messi, que aplaudía la intervención de Mas en la Sesión Plenaria, ven TV3 y escuchan Catalunya Ràdio, mientras atienden llamadas del prefijo de Madrid de parte de la Generalitat. En lo que al contexto europeo se refiere, nos vamos a ver con una pequeña nación autárquica… absurda. Es absurdo imaginarse una Cataluña fuera de España y plantada por la Unión Europea. Es absurdo plantear un escenario fuera de los artículos 1.2 y 2 de la Constitución, y del artículo 1 y 4.1 del Tratado de la Unión Europea, es absurdo todo, salvo en alguna cosa: tenemos una España asimétrica, con un President egoísta y un Presidente postrado en la Moncloa con el que no se puede dialogar.

Con tan solo un empresario con miedo a perder su medio de vida, porque al hombre le gusta vender lo que produce aquí por allí lejos, porque es un industrial exportador, deberíamos pararnos a pensar en lo absurdo de la ecuación. En qué momento, con una España autonómica que no entiende nadie, ¿con qué criterio en el año 2015 se sigue respetando el Concierto vasco y el Convenio navarro y se le niega a Cataluña? ¿Cuánto más el President va a forzar al Gobierno Español para tener un trato fiscal diferente al de los Campos de Castilla que ya nos describía Machado?

Entre el Sí a todo lo que venga de Cataluña, y el No a todo lo que venga de los catalanes, hay una gama de grises preciosa. Si la causa de los recortes en Cataluña es del Gobierno Central, y éste culpa a Europa, la causa de la causa catalana podría ser Europa, aunque no se ven los carteles de los peajes catalanes en alemán. Ya comentó cuál es su modelo económico el President a Jordi Évole hace un año, para ese viaje no necesitan alforjas, pueden seguir siendo capitalistas y promover el austericidio dentro de la España popular.

Las empresas catalanas me han demostrado estos días ser tan parecidas a las empresas del resto de España como diferentes a las del entorno europeo. Se suben a la ola de la vanguardia empresarial en estas ferias, comentan lo mucho que exportan, lo poquísimo que invierten en I+D+i, lo temporales que son sus trabajadores, lo bajos que son los salarios, lo difícil que es salir al exterior para una PYME catalana, lo caros que son los conseguidos (algunos matarían por volver a pagar tan solo el 3%) y a medio día, no te pueden atender, porque los empresarios están dinant, y las empresarias fent al dinar.

Compartir este artículo

info portfolio

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom