Página principal > Actualidad > Elecciones Presidenciales en Polonia: Análisis y Consecuencias

Elecciones Presidenciales en Polonia: Análisis y Consecuencias

, de Aleksandra Sawa

La victoria de Andrzej Duda, candidato del partido Ley y Justicia, en las elecciones presidenciales celebradas el domingo supone un gran cambio para Polonia. Se trata de la primera victoria electoral de este partido en la pasada década; si bien algunos analistas atribuyen este triunfo a un sorprendente fracaso del antiguo presidente, Bronislaw Komorowski, del partido Plataforma Cívica, más que a un éxito de Duda. De hecho, a comienzos de la campaña electoral las encuestas daban a Komorowski una amplia ventaja sobre este último, por lo que su reelección era considerada como el resultado más probable de las elecciones.

Autores

Pese a que las bromas de los cómicos más populares en Polonia se hayan centrado en estos dos políticos, comparando la elección entre ambos en la segunda vuelta de las elecciones con tener que elegir entre una plaga y el cólera, probablemente el resultado más interesante de estos comicios sea el inesperadamente alto porcentaje del 21% del total de los votos obtenido por ‘el candidato anti sistema’, el ex rockero Paweł Kukiz, en la primera vuelta que tuvo lugar el 10 de mayo. Tanto la victoria de Duda como el resultado cosechado por Kukiz en la primera ronda constituyen una clara muestra de un cambio en la visión que tienen los polacos de la política, un cambio que probablemente determine el resultado de las elecciones al Parlamento en otoño.

El auge de un candidato anti sistema

El resultado de Paweł Kukiz en la primera ronda – 20.8 % de los votos totales – es algo que nadie había previsto. Las encuestas previas a las elecciones auguraban un máximo del 14.3 % para su formación ¿Fue este inesperado resultado una ‘tarjeta amarilla’ para los candidatos de la segunda ronda – Duda y Komorowksi – o realmente los votantes están de acuerdo con la propuesta de Kukiz de introducir un único representante parlamentario por cada distrito o circunscripción electoral? Junto con esta idea, es sobre todo su imagen – o la falta de la misma – de candidato ‘real’ y ‘apolítico’, de ‘héroe anti sistema’ que entra en escena para ‘salvarnos a todos de los políticos y su palabrería’. Le ha sido imposible acceder a la segunda vuelta, pero su éxito es a menudo descrito como el único éxito real de estas elecciones presidenciales, y es indicativo de que los polacos no están satisfechos con un panorama político monopolizado por dos grandes partidos que luchan entre sí por alternarse en el poder. Tras el 21% obtenido por Kukiz, quedó claro que los candidatos de la segunda vuelta tendrían que convencer no solo a sus votantes, sino también al electorado de izquierdas proclive a ‘quedarse en casa’ y abstenerse de votar.

¿Dónde está la izquierda?

El éxito de Duda en la primera vuelta – obteniendo un 1% más de los votos que Komorowski – se puede a grandes rasgos asociar con la estrategia de no ir a votar adoptada por gran parte de los votantes de izquierdas, para los cuales no había ningún candidato que mereciera la pena votar. Votar a Komorowski era ‘el último recurso’, un acto de desesperación en la segunda vuelta, pero ni mucho menos el candidato a elegir en la primera. A decir verdad, la izquierda ha estado claramente ausente en el panorama político polaco de estos comicios. La Alianza Democrática de Izquierdas, el partido más importante de izquierdas, que ya ha gobernado dos veces en Polonia (93-97 y 01-05), estuvo encabezado por una historiadora con muy poca – casi ninguna – experiencia política de 35 años, Magdalena Ogórek, y lo pagó caro. Lo pagó muy caro. Su elección como candidata tuvo, de hecho, un gran impacto en los medios; pero no en la forma que la Alianza Democrática de Izquierdas había previsto. Se convirtió rápidamente en objeto de burla por parte de la opinión pública, siendo su vida personal y privada más comentada y debatida que su programa e ideas políticas (que también eran bastante escasas y, en algunos puntos crearon una gran controversia, como por ejemplo la propuesta de re-elaborar la legislación fiscal polaca empezando desde cero). La mayoría de las encuestas le daban un 5-6% de los votos en la primera vuelta. Sin embargo, solo consiguió el 2.4% de los votos. Otro candidato de izquierdas, Janusz Palikot, del partido Tu Movimiento, cuyas frescas y radicalmente liberales y anticlericales ideas le llevaron al tercer lugar en las elecciones parlamentarias de 2011, obtuvo el 1.4% de los votos, tras haber moderado su discurso y refundado su partido. Por último tenemos a Democracia Directa, un grupo centrado en referéndums y en la idea de circunscripción única que, siendo, posiblemente, el partido más a la izquierda de todos los citados anteriormente, no consiguió llegar ni al 1% (acabando con el 0.3% de los votos). Está claro que la izquierda en Polonia ha llegado a un punto en el que puede pasar casi de todo. Ya han surgido algunas nuevas iniciativas, como el grupo descentralizado y socio-demócrata Razem (“Juntos”) y el debate sobre presentar una candidatura conjunta de partidos políticos de izquierdas para las elecciones de octubre.

’Duda-Komorowski: Plague or cholera?’ (http://www.sadistic.pl/dzuma-czy-cholera-vt355918.htm)

La segunda vuelta: Komorowski vs Duda

Con ‘Acuerdo y Seguridad’ como slogan, el ahora ex presidente de Polonia lanzó su campaña haciendo hincapié en su compromiso con la estabilidad y el consenso sobre todo lo demás, identificando la seguridad de Polonia con el mantenimiento de una política pro-europea. Duda, por el contrario, afirma que Polonia no ha conseguido gestionar eficientemente su política en el este debido a la dependencia de las políticas y decisiones europeas en esta materia, lo que ha hecho creer a muchos expertos en asuntos internacionales que su presidencia enfriará las relaciones de Polonia con la UE, y sobre todo con Alemania. Los votantes de Duda resaltan su ‘activismo’ frente a la pasividad de su oponente (que de hecho usó su potestad legislativa con bastante poca frecuencia). Su programa se centra en asuntos socio-económicos, populares frente al creciente desempleo juvenil y al sub-empleo. La abrumadoramente negativa reacción frente a la ‘reforma 67’ de Plataforma Cívica, que aumentaba la edad de jubilación hasta los 67, y el debate que generó el rechazo de una propuesta para aumentar el umbral de recaudación fiscal por parte del gobierno, contribuyeron a aumentar la insatisfacción ciudadana, algo que actuó a favor de Duda. La recaudación fiscal es un asunto urgente e importante para la sociedad polaca, dado que la parte de ingresos que queda libre de impuestos es una de las más bajas de la Unión Europea: mensualmente, constituye menos de la mitad del salario medio para vivir. En términos de cambios favorables a las familias, la respuesta de Duda a esta situación consiste en desmantelar la ‘reforma 67’, aumentar los beneficios y ayudas por hijo e incrementar el número de plazas en las guarderías. Además se opone firmemente a la adopción del euro en Polonia, lo que es otro claro síntoma del cambio en la política exterior del país. Pese a que muchas decisiones (entre las cuales se incluye la ‘reforma 67’, el aumento de impuestos y el rechazo a la reforma del umbral de recaudación fiscal) fueron frecuentemente criticadas y se convirtieron en el punto débil de la campaña del ex presidente, Komorowski las defendió con ímpetu, llegando a afirmar ‘incluso el presidente Kaczýnski [que en el pasado fue ministro de ley y justicia] aprobó proyectos de ley para aumentar los impuestos, porque el presidente es el responsable del funcionamiento del país, y los presupuestos son responsabilidad del gobierno’, aumentando de forma considerable las competencias atribuidas al presidente. También existe una gran diferencia entre ambos candidatos en lo que se refiere a asuntos socio-culturales, siendo este uno de los principales aspectos en los que se centró el staff de Komorowski durante su campaña. La reciente y ampliamente debatida fecundación in vitro, sobre la cual Plataforma Cívica aprobó un proyecto de ley defendido firmemente por el ministro de Sanidad es un ejemplo de ello. La ratificación de la convención ‘anti violencia contra las mujeres’ aprobada por el Consejo Europeo (que identifica violencia doméstica con el modelo tradicional de familia según comenta Duda) es otro asunto al que el recientemente electo presidente de Polonia se opone, aunque admite que solo desde un punto de vista personal. Ni siquiera ha transcurrido una semana desde que los resultados se anunciaron, y en Polonia ya se ha extendido un debate a escala nacional sobre la construcción de un monumento por las víctimas del accidente aéreo de Smolensk (una de las cuales fue el presidente Lech Kaczýnski), lo que lleva a plantearse si su opinión personal seguirá siendo personal durante todo su mandato.

La última pregunta: ¿hasta qué punto los votantes son conscientes de qué (o quién) están votando?

A lo largo de la campaña y las elecciones parecía haber una gran confusión entre los votantes sobre las competencias que detenta el presidente, que son bastante limitadas, ya que el poder ejecutivo real recae en el primer ministro (actualmente Ewa Kopacz, de Plataforma Cívica). Entre las competencias más significativas se encuentra derecho de iniciativa legislativa y el derecho a veto, que puede ser revocado por una mayoría de dos tercios en el Parlamento. Esta confusión, junto con la respuesta generalmente positiva de los votantes frente a la idea de un único representante parlamentario por circunscripción electoral son, en mi opinión, una alarmante muestra de la inconsciencia de los votantes. Estas elecciones pueden haber sido las más agitadas de los comicios que han tenido lugar recientemente, pero la pregunta es: ¿han estado a la altura en lo que a méritos se refiere?

Los resultados de las elecciones presidenciales en Polonia han sido anunciados, lamentados o celebrados, y ahora lo único que hay que hacer es esperar y ver sus consecuencias en las elecciones al Parlamento de octubre, y en la política interior y exterior polaca.

Compartir este artículo

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom