Página principal > Actualidad > Nuevos muros

Nuevos muros

, de Xesc Mainzer Cardell

Un cuarto de siglo después de la caída del muro de Berlín y de los regímenes comunistas de Europa del Este, tras la caída del “Telón de Acero”, un nuevo muro se está erigiendo en el continente. Se trata del muro que el gobierno húngaro está construyendo (y a punto de completar) en su frontera con Serbia para frenar la llegada de inmigrantes de Oriente Medio, que se dirigen a la Unión Europea pasando por los Balcanes y entrando en la zona Schengen por esa frontera de 175 kilómetros de ancho.

Autores

Palabras clave

El hecho de la construcción de un nuevo muro para cerrar la frontera húngara meridional en pleno siglo XXI encierra un gran simbolismo. Y más aun teniendo en cuenta que se completará una semana y media después del 26º aniversario del llamado “picnic paneuropeo”, celebrado el 19 de agosto de 1989 en la frontera austro-húngara por Pan Europa y el Foro Democrático Húngaro, que permitió la fuga de miles de refugiados de la República Democrática Alemana hacia occidente y aceleró la desintegración del régimen germano oriental.

Aun así, la existencia de barreras fronterizas (España) o la construcción de nuevas (Bulgaria,Grecia [1] , Rusia) en países de nuestro continente no es algo inaudito en los últimos tiempos. Si bien lo que durante la Guerra Fría fueron barreras para evitar la huida de ciudadanos hacia occidente, hoy son principalmente barreras para frenar la inmigración de personas que huyen de la miseria, el hambre y la guerra.

Pero volvamos al caso húngaro, el que nos ocupa y que está de más actualidad en Europa, y vayamos al origen de todo...

2006: tras la victoria del Partido Socialista Húngaro (MSZP) en la elección parlamentaria de abril, que le permite al Primer Ministro Ferenc Gyurcsány continuar en el cargo en coalición con la Alianza de los Demócratas Libres (SZDSZ), se hace pública una grabación en que Gyurcsány admite en un discurso ante dirigentes del MSZP que el partido no ha hecho nada en 4 años de gobierno y que ha mentido a la ciudadanía a lo largo de los últimos años, prometiendo cosas irrealizables. A raíz de eso se desatan grandes protestas en el país [2].

Con esto, sumado al estallido de la crisis, el desplome del MSZP en apoyos y la ruptura de la coalición de gobierno, en 2010 se produce la victoria aplastante de Fidesz. Éste partido tradicional y conservador, liderado por el ex-primer ministro Viktor Orbán, obtiene el 52% de votos y dos tercios de los escaños del parlamento. Con éstos resultados Orbán se convierte en jefe de un gobierno en solitario y se lanza a la redacción de una nueva constitución [3] , que se aprueba en abril de 2011 y sustituye a la anterior aprobada en 1949 durante la dictadura comunista y reformada en 1989. Ésta nueva ley fundamental se caracteriza por su marcado carácter conservador, consagrándose a la herencia cristiana de Hungría, prohibiendo el aborto y el matrimonio homosexual e implantando la cadena perpetua.

En 2014 se celebran elecciones parlamentarias tras un cambio en el sistema electoral y se produce de nuevo la victoria de Fidesz, si bien con una mayoría reducida pero, aun así, absoluta. Al mismo tiempo el ascenso del Movimiento para una mejor Hungría (Jobbik), de extrema derecha xenófoba y ultranacionalista [4] que se consolidó como tercera fuerza del país con el 20% de votos (casi la mitad que Fidesz) y a sólo un 5% de Unidad, la coalición electoral con la que concurrió el Partido Socialista. A raíz de eso, el gobierno de Orbán se ha visto en la necesidad de tirar a la derecha en un giro xenófobo y anti-inmigratorio para frenar a Jobbik y recuperar así parte de su antiguo electorado que se pasó al partido ultra [5]. ¿La última muestra de ello? El muro en la frontera serbo-húngara. Este muro busca parar la inmigración ilegal, que usa Hungría como trampolín para los países del centro y norte de Europa. Pero los extremistas de Jobbik no consideran que el muro sea suficiente y, de hecho, han llegado a decir que se necesitan medidas más drásticas para llegar a una “solución final” a la cuestión de los refugiados [6].

Aun así el muro no es el único obstáculo que deben superar los inmigrantes. Una vez en el país deben llegar a Budapest para poder coger un tren rumbo a occidente, pero muchos son detenidos en el camino y trasladados a centros de internamiento, transportados en vagones de tren regular cerrados desde fuera como si de una celda se tratara y que están especialmente destinados al transporte de éstas personas [7].

Ahora que ya hemos visto el porqué de la política del gobierno húngaro, debemos entender el porqué de ésa migración.

Durante mucho tiempo ha habido migración en dirección a Europa desde zonas más empobrecidas y azotadas por conflictos, pero la marea humana de estos últimos años está siendo de una magnitud nunca vista. La sistemática migración por motivos económicos se ha visto agravada por los conflictos que se han estado desarrollando en las zonas de la cuenca del Mediterráneo (la guerra civil en Líbia, las primaveras árabes, la guerra contra Daesh).

Cuando la gente emigra es porque no puede mantenerse en su lugar de origen, no tiene nada que perder al escapar. Las personas que están intentando huir de la miseria a través de la frontera serbo-húngara lo han perdido todo salvo la vida, están desesperados. Muchos de ellos han llegado hasta ahí tras atravesar el Egeo en barcazas y cruzar los Balcanes a través de Macedonia en trenes abarrotados como si fueran ganado [8].

La pieza húngara es tan solo una parte de un tablero mayor que es el drama humanitario que la Unión Europea tiene entre manos. Día a día miles de personas se juegan la vida intentando cruzar el Mediterráneo desde el Norte de África en dirección a las costas del sur de Italia y España. Ésta misma semana el gobierno alemán ha anunciado que espera recibir en 2015 cerca de 800.000 peticiones de asilo (en 2014 fueron unas 200.000).

A raíz de esto hay una pregunta que debemos hacernos: ¿sirve de algo construir un muro o no deja de ser un apaño para un problema mayor? Es un intento de solución que es injusta a la vez que retrógrada. Los países de Europa han avanzado mucho como para tener que caer tan bajo y aplicar éste tipo de políticas.

Muchas veces se olvida que la migración trata de personas cómo cualquier otra, que quieren una vida digna, y las declaraciones racistas como las lanzadas desde Jobbik o la creación de muros como éste (o los de Grecia y Rumanía) pretenden deshumanizar a los refugiados y transformarlos a ojos de la gente en poco más que una especie de plaga. Cuando hay una hemorragia de tal magnitud es mejor curar la herida que intentar taparla con una tirita: hay que atacar el problema de raíz, que es la inestabilidad en Oriente Medio y el Norte de África y el subdesarrollo de ésas zonas, en lugar de tratar de esconderlo todo tras una valla.

Compartir este artículo

Notas

[1L’Espresso: Dall’Ungheria alla Grecia, crescono i muri contro gli immigrati. E la UE? Tace http://espresso.repubblica.it/internazionale/2015/08/07/news/i-muri-anti-migranti-non-fermano-l-immigrazione-ma-la-orientano-verso-l-italia-1.224780

[2El Mundo: Cerca de 15.000 personas piden en Hungría la dimisión de Ferenc Gyurcsány http://www.elmundo.es/elmundo/2006/10/07/internacional/1160240608.html

[3Público: La derecha de Hungría impone una nueva Constitución ultraconservadora http://www.publico.es/internacional/derecha-hungria-impone-nueva-constitucion.html

[4El País: Jobbik, ultras húngaros a la caza de rumanos y gitanos http://internacional.elpais.com/internacional/2013/05/12/actualidad/1368388706_483405.html

[6Jobbik.com: We cannot fight human traffic gangs without a border guard service http://www.jobbik.com/we_cannot_fight_human_trafficking_gangs_without_a_border_guard_service

[7La Repubblica: Immigrati chiusi nei vagoni: accuse all’Ungheria di Orban http://www.ilgiornale.it/news/mondo/immigrati-chiusi-nei-vagoni-accuse-allungheria-orban-1154832.html

[8Daily Mail: Crush hour! Migrants desperate to start a new life in the West jam themselves onto trains heading from Macedonia to Serbia http://www.dailymail.co.uk/news/article-3199958/Crush-hour-Migrants-desperate-start-new-life-West-jam-trains-heading-Macedonia-Serbia.html

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom