Página principal > Rúbricas > Ya Semos Europeos > #SOYUIMP o Crónica subjetiva del curso 30 años de España en la UE en Santander (...)

#SOYUIMP o Crónica subjetiva del curso 30 años de España en la UE en Santander (#marcoincomparable).

1ª Entrega

, de Íñigo Cruz (Yasomoseuropeos)

Como habrán imaginado por el título, en “yasemoseuropeos” hemos tenido la oportunidad de participar (en calidad de estudiantes, que aún queda lejos cuando podamos dar una clase magistral de nuestra historia de Europa con croquetas) en el curso “30 años de España en la UE” organizado por el Movimiento Europeo. El evento tuvo lugar entre el 1 y 3 de septiembre en un bucólico y preservado entorno histórico-natural que impacta en el observador siendo difícilmente definible a través de comparaciones con otros lugares de singular belleza conocida, es decir, en un #marcoincomparable.

Para aquellos que no pudieron asistir y que el europeísmo le resulta simpático, o no, se preguntarán ¿y a mi qué? ¿algo interesante? la respuesta es sí, así que sírvanse de las próximas líneas como un subjetivo repaso a aquello que puede despertar su interés, o aquellas partes que mejor omitir (y dormir su interés), un primer paso para profundizar en este imperfecto invento de la Unión Europea, embarcado en una evolución y mejora continua al que nos unimos hace 30 años.

Martes, 1 Septiembre 2015 (1er día)

Inicio del curso y primera conferencia. El curso, empieza bien, sobretodo según la opinión del sector femenino de la sala, pues corrió a cargo del alcalde la ciudad (#marcoincomparable) de Santander que nos acogía (su presencia vino acompañada de algunos comentarios los bombones santanderinos… ejem… bueno, también hablo de la importancia de la perspectiva de los municipios en Europa, de manera clara y sobria (en esto los gustos estuvieron repartidos entre ellos y ellas). Tras la introducción siguió la conferencia de Petros Fassoulas sobre “El sentido histórico de la Unión Europea”, que nos llevó en un viaje por el tiempo a recorrer la historia del movimiento europeo, el pasado de la UE (antes comunidades europeas) y sus retos futuros (si uno es nuevo en esto del europeísmo, fue un gran repaso introductorio al tema, sino, la cafetería estaba abajo a la derecha), dejo con ello algunas frases para el recuerdo “El debate sobre Grecia es sobre el tipo de Europa que queremos” o “la prosperidad en una parte de Europa significa prosperidad en otra parte de la misma” (vale, algo gastadas pero siempre convenientes de recordar). Posteriormente le siguió el catedrático de RRII Francisco Aldecoa Luzarraga (nombre en clave para todos los europeistas Patxi) con “la contribución de España a los avances de la Unión Europea: 1985-2015” interesante y bien razonado enfoque el de la aportación española a la UE, tal es así que se rumorea que, por pura modestia, se descartó el título “30 años disfrutando de España en la UE” para el curso y dejando otra idea en mente, que después de estos treinta años, el parecido entre las Comunidades Europeas (donde entró España) y la Unión Europea (en la que estamos) es tanto como el de un huevo y una castaña.

Tras llenar el buche (no sólo de alimentar el alma europeísta vivimos) retomamos la jornada con la mesa redonda “La opinión pública española ante la Unión Europea (1985-2015)”. En ella Rosa Massagué y Xavier Vidal Folch aportaron sendos relatos pasionales, divertidos y a veces transgresores sobre el tema. Para el recuerdo de los allí presentes queda el momento mágico que resume la realidad europea, cuando Rosa Massagué mostró su pasaporte de hace 30 años y el de ahora (que mostramos en las fotos adjunta).

Efectivamente, nunca esta demás recordar para los más jóvenes presentes (un poco menos de la mitad de la sala había nacido en la España ya comunitaria) la diferencia real no son los dibujitos de la portada o el interior (mucho más monos ahora, que son de animalitos o de inventos en la última variante del pasaporte) sino los sellos, en la versión de 1980, o su ausencia, en un pasaporte de 2015. Si uno ha viajado por Europa (hace 30 años eran viajes “largos”) los coleccionaba hasta llenar el pasaporte , ahora… sólo páginas vacías. Es decir, eso es libre circulación, eso es Europa por la vía práctica (ver imagen). Por otro lado Vidal Folch, y tras calificar a los padres fundadores de (geniales) “lunáticos” pues sólo ellos se creyeron hace 60 años que esto de las comunidades europeas funcionaria, ponía el dedo en la llaga al citar una anécdota con Guy Verhofstadt quien recibió a los periodistas en el parlamento gritando “las élites europeas son las culpables porque tienen miedo”. Podría citar más anécdotas, pero les sugiero les sigan en sus respectivas tribunas donde siguen aportando a la causa europeísta.

Así que vamos con el tercer ponente en el representante de la comisión, Dimitri Barua, todo un hallazgo si usted es de los que piensa que la Comisión no escucha a los ciudadanos, ¿ha probado a escuchar a la Comisión y a la gente que trabaja en ella? Resulta revelador ver como se tienen muy en cuenta la opinión de los ciudadanos y son plenamente conscientes que “la Unión genera confianza cuando hace cosas que llegan a la gente”. Y para acabar un último apunte optimista compartido por los tres oradores (y el resto de los allí presentes) : “lo grande es que la gente siga creyendo en Europa pese a todo”.

Ya semos europeos (Continua en día 2)

En la foto : dimitri barua, Miguel A.Benedicto, Rosa Massagué y Vidal Folch

Compartir este artículo

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom