Un torrente de nuevas ideas para Europa

, de Rémi Lauwerier

Todas las versiones de este artículo: [Deutsch] [English] [Español] [français]

Un torrente de nuevas ideas para Europa

En Estrasburgo los 150 participantes de la Convención de la juventud europea comienzan su tercer día de trabajo. ¿Su objetivo? Escribir una Constitución Europea. Desde primera hora y durante toda la jornada se ha revisado la primera versión final del texto.

La historia de un trabajo en equipo

Los ponentes de la Convención han pasado toda la noche del viernes al sábado a organizar, redactar y recompilar las proposiciones hechas por la asamblea. Los participantes se han reunido para dicho trabajo en los locales del gobierno de la Région Grand Est para llevar a cabo las últimas rondas de mesa. Entre sesiones colectivas y trabajo por equipos reducidos, también se han discutido proposiciones concretas. Un Florilegio; una república continental, universalización de la Unión, la defensa no-ofensiva…

La Constitución de los europeos

Ayudados por el método Synthegration©, los participantes ganan en confianza y en experiencia sobre los temas abordados. Y eso se nota. Los debates son más animados, más claros y todo ello con el objetivo de contribuir de la mejor forma posible a un texto que desea recrear la Unión Europea de mañana. Durante la pausa de la comida los participantes valoran el trabajo realizado durante la mañana. « Gracias al método, hemos podido definir los principios de una Unión que beneficie a todos los europeos. Se ha calibrado palabra por palabra un texto que represente a los ciudadanos y tenga en cuenta las aspiraciones de todos y cada uno de ellos.» nos contaba Martin. Y es que en un texto constitucional, que las proposiciones formuladas sean generales es obligado. Pero eso no quita que estén basadas en las experiencias de cada uno y tomen en cuenta las aspiraciones de todos. Bienestar, igualdad, desarrollo personal cuentan entre los temas que se discuten con mayor frecuencia.

Ideas para hacer avanzar Europa.

El objetivo es el mismo, pero las maneras de alcanzarlo difieren. Aunque ciertos temas ya han logrado un consenso, hay otras cuestiones que necesitan encontrar la mayoría entre los participantes. Es casi seguro que el texto final contendrá la incorporación del Erasmus para todos los programas escolares, mucho más allá de las formaciones universitarias. También parece claro que la Constitución de la juventud europea requiere la armonización de las políticas exteriores a nivel europeo y supondrá la creación de un único ejército europeo. En el centro de las preocupaciones se encuentra también la necesidad de una Europa más social. Pero ¿hasta dónde debemos ir? Se puede alcanzar la creación de un salario mínimo europeo, ¿pero ello implica diseñar un sistema de pensiones europeo? Lo mismo ocurre con la protección del medio ambiente: estamos de acuerdo en que debe promoverse, pero ¿deberíamos incluirlo directamente en el preámbulo de la Constitución, para darle mayor importancia?

Y, por supuesto, la pregunta más importante: ¿los 27 deben seguir avanzando juntos; o crear una Europa de diferentes velocidades? Sobre este punto en concreto, los debates prometen ser aún más intensos. Pero los participantes lo confiesan con una sonrisa « juntos tendremos una constitución que nos represente, la Constitución que nosotros queremos ».

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom