Página principal > Opinión > Comunicado de JEF España sobre la reunión del eurogrupo y del Consejo Europeo (...)

Comunicado de JEF España sobre la reunión del eurogrupo y del Consejo Europeo (11 y 12 de julio)

Por una completa federación

, de JEF España

Autores

  • Los Jóvenes Europeístas y Federalistas somos una organización juvenil no gubernamental y no afiliada a ningún partido político que perseguimos el objetivo de lograr una Europa más unida y democrática. Los Jóvenes Europeístas y Federalistas españoles (JEF España) formamos parte de la red europea de Jóvenes Europeos Federalistas (Young European Federalists), conocida como JEF por sus siglas en francés (Jeunes Européens Fédéralistes) y alemán (Junge Europäische Föderalisten). JEF está presente en más de treinta países europeos y llevamos más de cuarenta años trabajando por la democracia en Europa. El objetivo de JEF es la creación de una federación europea democrática para garantizar una sociedad más libre y justa en la que los ciudadanos tengan la última palabra.

    Twitter :

No te pierdas:

A lo largo de los últimos días, los ciudadanos europeos hemos asistido a una serie de acontecimientos que hasta hace poco hubiéramos tenido por inverosímiles y poco coherentes con la construcción de nuestra Unión Europea. Las negociaciones mantenidas entre Grecia y los otros Estados de la UE, junto con las instituciones europeas y el Fondo Monetario Internacional, se enquistaron tras el vencimiento del segundo rescate a Grecia; la deuda griega fue calificada como insostenible por el FMI y el país heleno entró en un corralito bancario como medida de presión y en una espiral creciente de incertidumbre para el conjunto de la Unión. La convocatoria por sorpresa del referéndum, por intereses electorales internos, sembró la desconfianza entre los socios europeos y la actitud del resto de Estados sobre la mesa de negociaciones ha mostrado una vez más los límites de los egoísmos nacionalistas del intergubernamentalismo.

La ciudadanía europea se merece mucho más de este proyecto colectivo. Los Federalistas Europeos hemos manifestado en repetidas ocasiones que una Unión Federal, respaldada democráticamente en las urnas, habría resuelto hace ya tiempo los problemas del gobierno económico europeo. La Unión Europea precisa un Tesoro que desarrolle una auténtica política económica común para tener en cuenta los intereses de las partes, pero también del todo. Una estructura, que sólo puede ser federal, mitigaría los desajustes en los Estados en dificultades y garantizaría que tanto los grandes como los pequeños cumplan las reglas del juego. Finalmente, el Parlamento Europeo precisa estar dotado de las competencias que necesita para ejercer un verdadero control democrático en pos de la ciudadanía del continente.

Los Jóvenes Europeístas y Federalistas de España, en nuestro compromiso con el ideal democrático de una Europa federal, rechazamos firmemente la actitud y el comportamiento que han dominado estos días las relaciones entre los Estados miembros de la UE. La política de humillación entre los Estados miembros, basada en intereses financieros, rencores personales y cálculos de política interna nacional, está en total disonancia con el espíritu y los valores del proyecto europeo.

El artículo 3.3 del Tratado de la Unión Europea recoge que “la Unión fomentará la cohesión económica, social y territorial y la solidaridad entre los Estados miembros”. Tras los acontecimientos del pasado Eurogrupo cabe preguntarse qué queda de esa solidaridad, que parece haber sido engullida por el fragor de la austeridad, las reformas y un nacionalismo rampante. El proyecto europeo fue concebido en sus orígenes como una construcción económica con fines políticos: la paz del continente europeo y el acercamiento de los diferentes pueblos y Estados. Hoy, los líderes europeos parecen querer servirse de ciertos instrumentos políticos europeos en beneficio de los intereses económicos y financieros de unos pocos. Las ideas de Jean Monnet, Robert Schuman o Altiero Spinelli han quedado relegadas en un cajón, en un fin de semana en el que media Europa blandía la expulsión de Grecia del euro, y la consiguiente ruptura de la Unión Monetaria y del mismo sueño europeo, como una medida más de presión sobre el gobierno heleno. Sobra decir que las consecuencias que esto hubiera tenido en la Unión Europea, sobre la política pero también sobre la economía pública, hubieran sido de dimensiones catastróficas.

Las instituciones europeas pidieron públicamente disculpas, a través del presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, por “haber pecado contra la dignidad de los pueblos de Europa” en el contexto de los anteriores rescates. Sin embargo, no parece que esta preocupación haya sido extensible a los Estados Miembros. La dignidad del pueblo griego ha sido utilizada como moneda de cambio en las negociaciones: su gobierno, democráticamente elegido al igual que el resto, ha sido amonestado y tratado como un menor de edad y no como a un igual; el bienestar material de los europeos se ha supeditado a los intereses nacionales electoralistas de algunos líderes europeos. Desde JEF España queremos condenar esta deriva denigratoria que socava la dignidad de los europeos y que pone en cuestión las bases del Estado Social y Democrático de Derecho sobre el que se construyen los Estados de Europa.

Las negociaciones maratonianas de este fin de semana sobre la crisis griega han demostrado claramente los límites del intergubernamentalismo. La nave europea zozobró al verse obligada, una vez más, a navegar bajo el mando de 28 timoneles diferentes y ha estado al borde de quedarse a la deriva. Un sistema decisorio consistente en hacer chocar frontalmente 28 camiones con la esperanza de que salga algo bueno de los restos retorcidos del impacto es, cuanto menos, curioso, pero es una metáfora válida para explicar la Europa de los Estados que tenemos ahora.

Tampoco es difícil leer en la actuación de los líderes europeos estos días una operación política irresponsable para lanzar un mensaje a los electorados de otros países europeos, para socavar la pluralidad política que es el patrimonio europeo. En cualquier caso, el avispero nacionalista que están agitando irresponsablemente los líderes europeos es el caldo de cultivo perfecto para los partidos euroescépticos y eurófobos, muchos de ellos de cuño fascista y neonazi, que proliferan por toda la Unión Europea.

Los Jóvenes Europeístas y Federalistas de España exhortamos a los líderes de la Unión Europea y sus Estados miembros a emprender el camino hacia una completa Federación, con un Tesoro común y un Parlamento Europeo reforzado para crear una Europa más próspera y democrática: la Europa del demos.

Compartir este artículo

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom