Página principal > Rúbricas > Europa que Somos > Los «Expat» después del Brexit

Stefano, 31 años, coordinator, italiano, vive en Bristol

Los «Expat» después del Brexit

, de Stefano Morganti

Solo han pasado tres semanas y ya parece que haya transcurrido una eternidad. El fuego del Brexit empieza a languidecer, y del racismo, del miedo y del orgullo, sólo quedan shock y cambio euro libra. Los políticos que han sido los artífices rápidamente han hecho bomba de humo, y de los titulares de los periódicos que a veces rozan el antisemitismo, de la gente que habla de esto por la calle o en los pubs, solo queda una grande interrogativa sobre lo que pasará.

Sinceramente, aquel sentimiento de decepción post Brexit ha languidecido. Sin embargo, no me he sentido demasiado aturdido por el resultado. Era una catástrofe anunciada. El sentimiento de rencor hacia el extranjero, la unión, y la reacción de encerrarse en su bola, y de mirar con aire suficiente, todo esto ya era presente hace un par de años, cuando aterricé en suelo británico.

Es una elección que puede ser compartida o no, que podrá llevar a una economía ya fuerte y autorreferente a ser aún más fuerte y más autorreferente. Seguro que para nosotros que somos los “Expat” no es fácil de vivir y no lo será. Somos afortunados a vivir en Bristol, que juntos con Londres es uno de los centros multiculturales más importantes de Inglaterra, pero saber que más del 40% de los ciudadanos en Bristol votó salir, no tranquiliza.

La parte que ha levantado más asombro, han sido las razones para que se ha votado salir de la Unión, y la campaña del “Leave”, desvelándose como la enésima decepción política, que ha hecho hincapié sobre la debilidad, sobre el miedo y sobre la ignorancia, gritando eslogan de propaganda que veces rozaba el antisemitismo. Hoy más que nunca en una sociedad que se hace pedazos, hay algo de podrido en Inglaterra… y el voto ha sido prueba de ello. Pero hay que seguir delante y respectar el resultado del referéndum, y así sea. Seguimos adelante, con la incertidumbre que las posibilidades para nosotros “Expat” aquí ya no serán las mismas, con un deseo de volver a casa más fuerte que antes, y a veces por la calle mirándose a las espaldas, y hablando en voz baja a veces buscando de esconder la lengua, aunque sea más evidente por nuestra cara, nuestros ojos y nuestros vestidos, sentimos que somos diferentes. Inglaterra nunca ha sido Europa, nadie aquí se siente en casa.

Ver en línea : Expatblog

Compartir este artículo

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom