Página principal > Actualidad > Resacón en Westminister

Resacón en Westminister

, de Xesc Mainzer Cardell

El pasado día 7 y contra todo pronóstico, pues ninguna encuesta predecía un resultado como el que finalmente se produjo, los Conservadores británicos se alzaron con una mayoría absoluta que, si bien resultó ser bastante magra con apenas 5 escaños por encima de los necesarios para gobernar en solitario, nadie la esperaba. Con la contienda electoral finalizada, David Cameron tiene vía libre para gobernar con estabilidad los próximos cinco años aunque deberá ser capaz de abordar con habilidad a una serie de temas delicados.

Autores

Tras cinco años de gobierno de coalición entre Conservadores y Liberal-demócratas, el jueves 7 de mayo las políticas más conservadoras del ejecutivo recibieron el visto bueno del sistema electoral que, otorgándole una estrecha mayoría absoluta a los tories con 331 escaños (5 más de los 326 necesarios), permitirá al partido del Primer Ministro David Cameron seguir en el 10 de Downing Street, y esta vez en solitario.

Siguiendo la recién instaurada tradición en los países de Europa occidental con partidos liberales otrora fuertes, el Partido Conservador ha sido capaz de devorar a su socio de gobierno liberal, el Partido Liberal-demócrata, que ha sido prácticamente borrado del mapa de Westminster al perder 49 de los 56 escaños con que contaba en la anterior legislatura, siguiendo con la tradición inaugurada en 2013 por Angela Merkel que fue capaz de destrozar al FDP y echarlo del Reichstag tras cuatro años de gobierno de coalición.

Estas elecciones han decapitado a gran parte del arco parlamentario británico, pues dejan a los grandes partidos de la oposición estatal descabezados y perdidos. En la mañana después de la “catástrofe” (o “baño de sangre” cómo lo definió el Mirror) se sucedió la cascada de dimisiones de líderes en menos de una hora[1].

El primero de todos fue Nigel Farage, el showman y carismático líder del United Kingdom Independence Party anunció en una rueda de prensa en Margate (ciudad balneario en la circunscripción dónde se presentaba) que presentaba su renuncia como líder del UKIP al no obtener su asiento en la Cámara de los Comunes tal y como había prometido. A pesar de su renuncia, Farage continuará como líder del partido al haber sido esta rechazada por el presidente de UKIP, que alegó que, a pesar de no obtener Farage su escaño, la campaña había sido un éxito.

Menos de un cuarto de hora después fue el turno de Nick Clegg, viceprimer ministro y líder de los Liberal Democrats, que anunció públicamente su renuncia cómo líder del liberalismo británico por unos resultados que en palabras suyas habían sido “inconmensurablemente más aplastantes y crueles de lo que había podido imaginar”. El anuncio lo hizo con una cara visiblemente enrojecida por las lágrimas, con un discurso de tono oscuro (con expresiones lúgubres como “Creo que los libros de historia juzgarán nuestro partido amablemente por el servicio que tratamos de ofrecer a la nación” o “El liberalismo ha perdido”) pero de evocación de los logros de los LibDem en el gobierno los últimos cinco años: “dejamos a Gran Bretaña un país mucho más fuerte, más justo, más verde y más liberal de lo que era hace cinco años”. A pesar de todo, quiso acabar recordando que a pesar de la derrota el partido no estaba acabado y que “nuestro partido volverá, nuestro partido volverá a ganar”.

Por último llegó el turno de Ed Miliband, el líder laborista anunció su renuncia como líder del partido tomando la responsabilidad por la derrota. “Gran Bretaña necesita un Partido Laborista fuerte. Gran Bretaña necesita un Partido Laborista que pueda reconstruirse después de esta derrota y es el momento para otra persona” dijo. Miliband ha sido substituido como líder en funciones del partido por Harriet Harman, veterana miembro del parlamento y responsable de mujer e igualdad en el gabinete de Tony Blair.

Aunque inicialmente reticente a dimitir y avalado al vencer por un estrecho margen una moción de confianza, una semana y media después de las elecciones se produjo la dimisión del líder laborista escocés, Jim Murphy, que no fue capaz de evitar la “masacre” del laborismo en el feudo escocés y ni tan siquiera de mantener su escaño por la circunscripción de East Renfrewshire (al sur de Glasgow).

Los únicos ganadores claros de esta elección han sido el Partido Conservador de David Cameron y el Scottish National Party de Nicola Sturgeon. Con su victoria totalmente inesperada, si bien se preveía una victoria pírrica sobre los laboristas, David Cameron tiene vía libre para gobernar sin problema alguno los próximos 5 años y continuar con la agenda conservadora para el Reino Unido. Entre los puntos de esta agenda se encuentra la celebración de un referéndum sobre el futuro del Reino Unido en la Unión Europea, cuya fecha se conocerá posiblemente la semana próxima pues está previsto que el día 27 el primer ministro haga público un proyecto de ley de referéndum para dotar de cobertura legislativa a la votación, esperada para finales de 2017[2].

El otro gran ganador, el SNP, se convierte en el tercer grupo de la Cámara de los Comunes agrupando 56 de los 650 asientos de la cámara. Este resultado da a la Ministra Principal Nicola Sturgeon una posición de gran fuerza y legitimidad para la negociación de una mayor transferencia de competencias para Escocia. A tal efecto se reunieron en Edimburgo el pasado día 15 David Cameron y Nicola Sturgeon para tratar el asunto. Cameron se comprometió a presentar la semana próxima un proyecto de ley para dotar a Escocia de un mayor nivel de competencias siguiendo las recomendaciones de la Smith Comission, comisión multipartita que lidera Lord Robert Haldane Smith y que agrupa a 10 representantes de los cinco partidos presentes en el parlamento de Holyrood[3]. A pesar de que la comisión propone un amplio nivel de competencias para Escocia, Nicola Sturgeon ya ha dicho que lo cree insuficiente[4].

Un tema que ha resurgido con fuerza a raíz de los resultados electorales ha sido el de la reforma electoral para abandonar el sistema del “first-past-the-post” en favor de un sistema de representación proporcional que permita una distribución más justa de los MPs y evite casos como que el SNP, con menos de la mitad de votos que el UKIP, tenga 56 veces más representantes en la Cámara de los Comunes. El día inmediatamente después de la elección quedó claro el carácter perverso del sistema electoral al dejar a UKIP y Green Party, que entre los dos suman 5 millones de votos y algo más del 16% del total, con sólo 2 asientos en la Cámara y que podría conducir a una alianza entre los dos partidos (tan diferentes a nivel programático pero unidos en la desgracia de ser víctimas del sistema electoral) para pedir un cambio del mismo[5]. Esta difícil alianza ha acabado llegando, y sumando una multitud de partidos a la misma (como los Liberal Democrats, Plaid Cymru e incluso al SNP que ha sido el gran beneficiado por el first-past-the-post en Escocia)[6].

Esta elección, a pesar de dejar un gobierno fuerte y unos ganadores claros (Conservadores y SNP), deja el panorama muy abierto, una “nación dividida” (como dijo el editor de noticias de la BBC, Mark Easton) al menos a nivel electoral, y con muchos temas por abordar (Europa, reforma electoral, Escocia, austeridad…).

[1] – «52 minutes that shook Britain: Miliband, Clegg and Farage all resign in election bloodbath» Mirror, 8 Mayo 2015 http://www.mirror.co.uk/news/uk-news/52-minutes-shook-britain-miliband-5661173

[2] – «Cameron to publish EU referendum bill one day after Queen’s speech» The Guardian. 19 mayo 2015 http://www.theguardian.com/politics/2015/may/19/cameron-to-publish-eu-referendum-bill-one-day-after-queens-speech

[3] – Nombre por el que se conoce popularmente al Parlamento de Escocia.

[4] – «Cameron y Sturgeon abordan la autonomía de Escocia» EiTB. 15 mayo 2015 http://www.eitb.eus/es/noticias/internacional/detalle/3212528/cameron-sturgeon-abordan-autonomia-escocia/

[5] – «Five million votes, two seats: smaller parties demand a change in the rules» The Guardian. 8 mayo 2015 http://www.theguardian.com/politics/2015/may/09/margate-ukip-greens-electoral-reform-farage

[6] – «Green party and Ukip join forces to demand electoral overhaul» The Guardian. 18 mayo 2015 http://www.theguardian.com/politics/2015/may/18/green-party-ukip-electoral-reform-first-past-post-elections

Compartir este artículo

info portfolio

Responder a este artículo

moderación a priori

Aviso, su mensaje sólo se mostrará tras haber sido revisado y aprobado.

¿Quién es usted?

Para mostrar su avatar con su mensaje, guárdelo en gravatar.com (gratuit et indolore) y no olvide indicar su dirección de correo electrónico aquí.

Añada aquí su comentario
  • Este formulario acepta los atajos de SPIP, [->url] {{negrita}} {cursiva} <quote> <code> y el código HTML. Para crear párrafos, deje simplemente una línea vacía entre ellos.

Seguir los comentarios: RSS 2.0 | Atom